Educación financiera

¿Cómo identificar falsos prestamistas por Internet?

Hace años, teníamos que evitar acudir a prestamistas individuales que no estaban sujetos a ninguna legislación, lo que hacía que solicitarles dinero pudiese conllevar un riesgo innecesario. Con la llegada de las nuevas tecnologías y la proliferación de los servicios a los que podemos acceder a través de ella...

30 de septiembre de 2022 · Tiempo de lectura 5 min

¿Cómo identificar falsos prestamistas por Internet? image

Hace años, teníamos que evitar acudir a prestamistas individuales que no estaban sujetos a ninguna legislación, lo que hacía que solicitarles dinero pudiese conllevar un riesgo innecesario. Con la llegada de las nuevas tecnologías y la proliferación de los servicios a los que podemos acceder a través de ellas, se han generado un sinfín de beneficios para el ciudadano de a pie, que por fin puede acceder a servicios de financiación éticos, flexibles y transparentes. Sin embargo, de forma paralela, también han aparecido nuevas formas de estafas por internet ante las que es imprescindible estar preparado.

Uno de los fraudes más comunes es el llevado a cabo por los falsos prestamistas por Internet. Estos suelen aparecer como entidades con requisitos elevadamente permisivos o inexistentes y condiciones muy ventajosas para todo solicitante de ayuda económica.

Se trata de estafas que, generalmente, se sirven de la desesperación de la gente que necesita financiación para afrontar graves problemas económicos y, de esa manera, se quedan con su dinero a través de diversas artimañas.

¿Cómo saber si un prestamista es legal o falso?

La estafa da comienzo cuando los falsos prestamistas online solicitan una cantidad fija de dinero por adelantado. Una vez efectuado este pago y acordados los términos de devolución del préstamo, el demandante del préstamo queda atrapado en una espiral de supuestos incumplimientos de este falso contrato de devolución. ¿Qué gana el prestamista ilegal con esto? Percibir unos elevados intereses de demora, que aumentan indefinidamente.

La mejor forma de prevenir este tipo de situaciones es saber detectarlas. ¿Cómo? Analizando minuciosamente las condiciones y comparándolas con entidades crediticias de prestigio. Si los requisitos son mucho más beneficiosos que la media del mercado, ¡sospecha! Igualmente, resulta recomendable analizar la entidad a la que queremos solicitar dinero, ver si está sujeta a algún tipo de regulación o si practica responsible lending.

Por supuesto, la competencia entre prestamistas online puede hacer que, en un momento dado, alguna de las entidades trate de sobresalir de entre sus competidores, ofreciendo unas condiciones más favorables con el objetivo de captar clientes. Pero si estas condiciones exceden por mucho el promedio del mercado es momento de desconfiar.

Para las ofertas más habituales en el mercado de préstamos rápidos online es común consultar directamente a las entidades o, en su defecto, recurrir a los comparadores. Estos, además, tienen filtros para incluir unas entidades u otras en sus listados, de manera que empresas de dudosa reputación queden excluidas.

Otra de las formas de detectar una posible entidad de crédito fraudulenta es analizando su naturaleza. Cualquiera de estas empresas debería tener una sede social, teléfonos o vías de contacto; así como personal que pueda atender las posibles dudas de los potenciales clientes. Tendrían, además, que contar con una web segura (con su correspondiente aviso legal y condiciones de uso perfectamente identificados).

Y, no solo eso, cuando se trata de concesión de préstamos, la entidad prestamista ha de ser una persona jurídica y si es una persona física, ha de estar bajo la supervisión de alguna empresa reguladora.

¿Dónde pedir un préstamo seguro?

¡Esa es la cuestión! Una vez somos conscientes de los riesgos de confiar nuestros ahorros tanto a empresas como a prestamistas privados no fiables, toca elegir, de entre las empresas legales, dónde pedir un préstamo personal que se adapte a nuestras necesidades.

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es si la empresa practica el responsible lending, ya que eso nos asegurará que desempeña su actividad de forma ética, transparente y responsable. Por ejemplo, mientras que en un caso de estafa podemos ver cómo nuestros intereses aumentan indefinidamente en caso de impago, una empresa que practique el responsible lending establecerá la cantidad máxima que puede alcanzar nuestra deuda, asegurándonos así de que, en cualquier caso, nuestra deuda nunca superará esta cantidad.

Igualmente, es importante valorar la capacidad tecnológica de las entidades crediticias. Así, si optamos por entidades que, como Creditea, estén altamente vinculadas al sector Fintech (empresas financieras tecnológicas), estas empresas serán capaces de aplicar la inteligencia artificial para ofrecer los servicios más innovadores.

Por ejemplo, en materia de estafas, el potencial de estas tecnologías permite reducir el fraude hasta casi en un 80%. Es, claramente, un avance significativo a tener en cuenta en materia de finanzas.

¡Pero no es la única ventaja! Las empresas Fintech también destacan a la hora de ofrecer servicios más eficientes y personalizados, con un gran potencial de investigación:

  • Investigación. Tanto a la hora de recabar datos como en el momento de analizarlos y sacar conclusiones al respecto, la tecnología que poseen las Fintech ayuda a certificar nuestra identidad y a analizar si nuestra situación recomienda la concesión de un crédito. Así, se evitan casos de suplantación de identidad que pueden suponernos un importante problema.
  • Eficiencia. Realizar gestiones de forma sencilla y ágil, gracias a los procesos automatizados, es otra de las características más reseñables de este tipo de tecnologías (con el correspondiente ahorro en tiempo y recursos que esto conlleva).
  • Personalización. Detectar necesidades particulares, evaluar cada caso y dar respuestas adaptadas es otra de las ventajas más reseñables y diferenciadoras de las empresas Fintech.

Las empresas Fintech han venido para quedarse y, a pesar de que aún son las grandes desconocidas para muchas personas, son una excelente opción y sello de seguridad incomparable para todos aquellos que se plantean recurrir a ayuda económica para solventar problemas financieros puntuales.